Agrupación La Dignidad Rebelde

En la lucha por el cambio social

F. Articulación

Los cumpas de la Agrupación La Dignidad Rebelde consideramos que la organización de los sectores que luchamos para el cambio social y la construcción de poder popular, constituye una herramienta indispensable para lograrlo.

Avanzar en la articulación de las organizaciones populares proporciona el rumbo hacia al mundo que soñamos La práctica concreta debe llevarnos a desarrollar mayores acciones conjuntas, no optando por sectarismos y prejuicios. Sin embargo, esta articulación debe ser hecha teniendo en cuenta que los fines y modos de construcción sean horizontales, participativos, de respeto mutuo. El método o los medios que se practiquen deben ser coherentes con los fines. Es necesario generar espacios para encontrarnos, debatir, conocernos, intercambiar experiencias y ponernos en marcha en la realización de acciones conjuntas.
La Agrupación La Dignidad Rebelde trabaja articuladamente con organizaciones sociales y populares, desarrollando actividades políticas y/o culturales.

Desde principios de 2007 participamos de un Espacio de Organizaciones Autónomas, que luego de varios encuentros, podemos resumir con el siguiente documento consensuado colectivamente:

De nuestros primero pasos adelante…. En este camino que hemos emprendido diferentes agrupaciones con la necesidad en común de generar un proyecto político que nos trascienda, tomamos como desafío la puesta en palabras de lo que venimos reflexionando, intercambiando, es decir, construyendo en ese sentido.

Dado este desafío es que nos animamos a contarnos y preguntarnos cómo estamos construyendo en nuestras prácticas, utilizando esto como una base desde la cual construir este espacio más grande, dar pasos en esa dirección.

Nuestra convicción es que queremos transformar la realidad, elaborando, reelaborando y apropiándonos de nuevas formas de relacionarnos, asumiendo que debe ser una construcción entre los diferentes actores sociales que buscamos el cambio.

Para ello generamos nuestras prácticas tomando como ejes centrales la autonomía, la horizontalidad y la articulación. Conceptos, búsquedas, que se expresan en nuestras construcciones cotidianas y en nuestras búsquedas de proyectos políticos que nos trasciendan, que no son acabados, y que la práctica misma nos va redefiniendo.

Estas búsquedas constantes que definen nuestra práctica nos hacen entrar en tensión con las relaciones que genera el sistema capitalista. Las necesidades de certeza nos motivan a generar discusiones, profundizarlas y avanzar en la conceptualización a través de documentos, definición de objetivos, espacios de formación y producción de teoría que explicitan acuerdos y desacuerdos, pero que no por ello se convierte en un dogma que no deje lugar para su constante reelaboración en la relación y encuentro con otros.

Atravesados por las condiciones de miseria, exclusión, falta de esperanza, y demás urgencias que sobrepasan nuestra capacidad de actuar, tratamos de darnos los tiempos para no perder de vista avanzar en ese proyecto más amplio, de largo plazo. El colectivo tiene que tomar en cuenta los procesos de cada agrupación y tiene que contenerlos, y que cada agrupación respete el proceso del colectivo, pueda salir de su construcción cotidiana hacia la construcción más amplia.

En la sociedad que soñamos hay respeto por la diversidad y nadie se para por encima de otro. Entonces nuestra construcción debe ser coherente con ese sueño: sin seguir a nadie, avanzando juntos, desde las posibilidades de cada uno, pero también reconociendo la trayectoria, experiencia y potencialidades que cada uno tiene; practicando los roles rotativos y la multireferencialidad, que implica que todos poseemos saberes y que todos somos referentes en algo.

Este tipo de construcción no es simple, implica un esfuerzo, un compromiso individual y colectivo, para hablar y para escucharnos, para asumirnos como referentes y para saber corrernos para potenciar las referencias de otros compañeros.

Nuestra intención es poder avanzar eficazmente, y eso implica utilizar herramientas como la representatividad, poniendo en alerta cuál es el límite de esa representatividad para que la construcción contenga al colectivo todo y no solamente a sus representantes.

Pensamos la autonomía como independencia de partidos políticos, Iglesia, o cualquier estructura que nos limite nuestra capacidad de expresión y de cambio, y también como capacidad de poder construir un camino y no seguir el camino impuesto por otros, tener la libertad de poder ponerlo y ponernos en duda, de ponerlo en juego colectivamente.

Sabemos que este camino se ve dificultado por los medios económicos necesarios para realizar nuestras actividades, más allá de que todos tenemos la autogestión como herramienta para pensarnos autónomos, tenemos diferencias a la hora de pensar y decidir si recibimos fondos para financiarnos, de qué instituciones, etc.

Sabemos que la lucha contra el capitalismo la hacemos también en lo cultural, revalorizando las expresiones populares y colectivas, tan distintas a las expresiones culturales que nos impone el sistema.

Esta puesta en palabra, es producto de nuestra forma de construcción, de reflexión sobre nuestras prácticas, y de animarnos a encontrarnos con otros para intercambiar experiencias pensar el proyecto político que nos trascienda, para hacer una lectura común de la realidad y para intentar tomar una postura común frente a ella.

Enmarcamos nuestra lucha en el proceso emancipatorio latinoamericano, rescatando las líneas de pensamiento y experiencias que lo caracterizaron. Desde esa multiplicidad de historias vamos en esta búsqueda que iniciamos hace ya un año, y que nos desafía a seguir pensando y actuando juntos: Y el desafío es mayor aun, con la necesidad y el potencial de sumar a más organizaciones, de seguir construyendo lazos de confianza, de solidaridad, de compromiso, de honestidad, de intercambio, utilizando las herramientas de formación y de socialización de información que ya tenemos; profundizando en las discusiones honestas y amplias.

Esto es lo que venimos construyendo, entre todos y todas, como una herramienta para actuar cotidianamente y para sabernos juntos y acompañados en este estar siendo, creando y proponiendo un nuevo mundo en este mundo”.

2 comentarios to “F. Articulación”

  1. Franz said

    La Educacion es el pilar fundamental para el buen desarrollo de un Pais, esto sin dejar de lado a la Economia y la Politica, las cuales van de la mano y con pensamientos en aras de produccion tanto como material e intelectual.

  2. Martin said

    Tengo una oportunidad de negocio independiente importante para desarrollar.
    Estoy buscando un contacto para comenzar a trabajar la zona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: